Morton 19 de febrero de 2013 a las 06.15
   Imprimir artículo
elWebmaster.com

Cómo entrenar tu mente para dejar de postergar tus tareas: procrastinación estructurada


freelancers-wideEn cada procrastinador se oculta una curiosa rebelión infantil. Prefieres hacer cualquier cosa antes que lo que se supone que debes hacer. Esto sucede más allá de tus mejores intenciones, aunque tu cerebro adulto sepa que procrastinar no es la forma más inteligente de pasar tu tiempo.

Todos hemos sucumbido al “efecto presente”, el cual sesga nuestras prioridades de manera que el valor del corto plazo supera irracionalmente al de largo plazo. De hecho, el origen de la palabra “procrastinación”, por el latín pro- (adelante) y -crastinus, (mañana), capta este efecto. Sólo una hamburguesa más hoy. ¡Empezaré mi dieta mañana!

Las soluciones que se sugieren con más frecuencia fallan en combatir el modus operandi de los procrastinadores, y sus intentos por cambiar sus maneras fallan rotundamente.

¿En qué consiste?

La procrastinación estructurada, sin embargo, trabaja con el procrastinador. Es un término paradójico, significando que se trata de una clase de procrastinación que nos vuelve más productivos al transformar una debilidad en una fortaleza.

Así es como funciona:
Sabemos que está esa “Tarea Muy Importante” que debes realizar. Esa tarea que nos da esa sensación familiar de resistencia. Nos escucharemos diciendo: “no, no, por favor… ¡Todo menos la Tarea Muy Importante!” Aquí está la jugada que caracteriza a este método: Pon esa tarea en espera. Cede a tu tentación de procrastinar.

Mientras tanto, considera tu lista de tareas pendiente. Siempre hay una lista de tareas de importancia variada que en algún momento debes realizar.

Ahora que ya te has liberado de tu urgencia por procrastinar, en lugar de inclinarte por alguna actividad aleatoria que malgastará tu tiempo, comienza a realizar alguna de las tareas de tu lista.

Pero espera… ¿Y que sucede con la Tarea Muy Importante? ¿Cuando la realizaremos?

Engaña a tu mente

Para algunos, trabajar en esa tarea primero podría servir. Pero recuerda, estás jugando el juego de la procrastinación, en el cual el acto de priorizar algo por sobre las otras cosas consume automáticamente tu ímpetu de comenzar a trabajar en esa tarea. Así que, el truco mental es que coloques a las demás tareas como más importantes para que así, tu Tarea Muy Importante se vuelva una elección más sencilla.

Prioriza aquellos proyectos que se ven significantes pero que a su vez tienen sus tiempos de entrega más flexibles como reorganizar tu espacio laboral o aprender una nueva técnica. Probablemente también encontrarás que allí hay nuevas tareas muy importantes que se han sumado a la lista, haciendo ver a la original un poco más realizable.

Fuente original del artículo: 99U
Traducción realizada por
elWebmaster.com


Enviar a Del.icio.us Enviar a Meneame Enviar a Digg Enviar a Fresqui Enviar a Enchilame

Comentarios (9)

  1. Gizart dice:

    Reconozco publicamente que soy un Procrastinador, y que hoy al leer esta sección me dado cuenta de que a lo largo de mi vida profesional he caído siempre en el mismo vicio de procrastinar, y la bola de nieve ya es inmensa.

    Pero artículos como estos ayudan a comprender que debemos hacer los que sufrimos severamente este mal.

    Un abrazo a toda la comunidad de elwebmaster….

  2. Gumersindo dice:

    El verbo en inglés to procrastinate se traduce en español como ‘postergar’

  3. GMina dice:

    XD Me encantó el artículo. Al igual que Gizart me reconozco como una procrastinadora profesional que precisamente en este momento esta tratando de romper dicho molde. Pero creó que es como cuando dejas de fumar (o cualquier otro vicio-hábito no benéfico- a algunos les funciona una cosa y a otros otra. Pero nada se pierde con probar, no?.
    Saludos a toda la comunidad procrastinadora (incluso a los que no se reconocen como tal)

  4. Gerardo dice:

    Buen tip para aumentar el redimiento, pero veo muy dificil engañar a tu propia mente…
    Habrá que intentarlo, gracias

  5. Fedora Rosales dice:

    Procrastinar es un verbo que empezamos a conjugar desde muy pequeños, a veces nuestros progenitores nos ahogan con sus demandas, demasiadas “órdenes” que hay que cumplir y el hábito de posponer algunas tareas se va reforzando hasta que llegamos a la escuela en que también la demanda es alta, no se aprende al propio ritmo sino al ritmo del horario impuesto y luego nuestra vida va así, “chuteando para adelante”, ya tenemos un nombre “procrastinador” – jajaja ….

  6. Esneda dice:

    Todos caemos en esta tendencia, incluso ahora que debería estar realizando un informe, decidí reivisar primero mis correos..

  7. Tatiana Viteri dice:

    gracias Licenciado

  8. Javico dice:

    Justamente estaba procranistando por ahí y decidir ver algo nuevo e interesante, es un alivio saber que uno no es el único, pero también es un alivio saber que hay personas que están dispuestas a intentar dejar de serlo. Espero romper la cadenita.

  9. Quimbafree dice:

    Interesante el artículo. Gracias al webmaster por darnos la oportunidad de hallar que no somos los únicos con este problemita. Pero tengo una inquietud. Si el problema de la procastinación es el impulso de no realizar algo que se tiene que hacer pero que por x razón no se desea, y no! por el hecho de ser el primero en la lista, como este método ayudará?. De todas maneras hay que seguir tratando “de romper la cadenita”. Gracias …

Deja tu opinión

© 2007 - 2008 elWebmaster.com | Powered by Wordpress | Diseño CSS y XHTML válido. | Algunos íconos basados en FamFamFam Mini
Acceder